jueves, 29 de enero de 2009

JUSTICIA ESPAÑOLA: INVESTIGA MILITARES ISRAELIES POR TERRORISMO Y/O GENOCIDIO


La investigación judicial está relacionada a las acciones bélicas isrelíes sobre la población civil de la Franja de Gaza en el año 2002, razón por demás para que los actuales responsables del estado y fuerzas armadas israelíes, pongan sus barbas en remojo, pues el gobierno del mundo está virando en su percepción acerca de la necesaria acción de la justicia universal que crece en aceptación, extensión y jurisdicción planetaria. Ayer nomás la primer ministro Livni en enero de 2009, debió desistir de realizar un viaje a la europea ciudad de Bruselas, Bélgica, por riesgo de quedar detenida por averiguaciones sobre posibles crímenes de guerra ordenados y perpetrados sobre la población civil indefensa de la Franja de Gaza, esta vez si a partir de la masacre iniciada en diciembre de 2008 y que aún hoy corre el riesgo de continuar sobre la acorralada población palestina que vive los peores momentos de su historia en la cárcel más grande a cielo abierto del planeta en que se constituyeron sus legítimos territorios y campos de refugiados.

España acusa a un ex ministro israelí de crímenes de guerra

CLARIN. ARGENTINA. Se trata de Ben Eliezer, quien, junto con otros seis militares, fue imputado por la Audiencia Nacional por un presunto delito contra la humanidad perpetrado en 2002 en la Franja de Gaza.

La Audiencia Nacional española imputó hoy al ex ministro israelí de Defensa Benjamin Ben Eliezer y a otros seis militares israelíes de un delito contra la humanidad presuntamente perpetrado en 2002 cuando las fuerzas israelíes atacaron la Franja de Gaza y mataron a un dirigente de Hamas y a 14 civiles.

El juez Fernando Andreu admitió así una querella interpuesta por el Centro Palestino para los Derechos Humanos (PCHR, por sus siglas en inglés), mientras el conflicto entre israelíes y palestinos está en la mira del mundo entreo a raíz de la ofensiva de Israel sobre Gaza de las últimas semanas.

Los hechos que el magistrado imputa al ex ministro y a los otros seis militares tuvieron lugar el 22 de julio de 2002. Ese día, un avión de combate israelí lanzó una bomba de una tonelada contra la casa de Salah Shehade, en la ciudad de Gaza. El dirigente de Hamas murió junto con otras 14 personas, todas civiles. Además, 150 resultaron heridas.

Ben Eliezer fue ministro de Defensa en el gobierno de coalición del Likud y el Partido Laborista que encabezó Ariel Sharon. Dimitió en octubre de 2002.

El juez Andreu cursará una comisión rogatoria a la Autoridad Nacional Palestina (ANP) para poder tomar declaración a los testigos del ataque y otra al gobierno israelí, para notificar el auto a los siete imputados.

La justicia española investigará a un ex ministro de Defensa israelí

PAGINA 12. La justicia española investigará al ex ministro de Defensa israelí Benjamín Ben Eliezer y a otros seis militares, acusado de "crímenes de lesa humanidad" en relación con la muerte de 15 palestinos durante un bombardeo contra la Franja de Gaza en 2002.

El juez de la Audiencia Nacional española Fernando Andreu, quien admitió tramitar la denuncia, considera que el bombardeo con el que Israel pretendía eliminar a un militante de Hamas constituye un ataque contra la población civil, "ilegítimo, desproporcionado y excesivo".

De acuerdo al escrito judicial, el ex funcionario será investigado por "genocidio o terrorismo", en violación a los tratados de Ginebra.

España aplica la jurisdicción universal y persigue a Israel por genocidio, al igual que lo hizo con ex represores argentinos, como Adolfo Scilingo, quien cumple sentencia (1.084 años de prisión) por crímenes de lesa humanidad.

Foto: corresponde a uno de los tramos de uno de los varios muros que ha construido el estado de Israel para separar y encerrar los territorios palestinos, tanto en la Franja de Gaza como en Cisjordania, Palestina. Todos los muros que dividen pueblos hermanos, y como este caso, primos-hermanos, ambos de orígen semita, son muros que avergüenzan al género humano en su totalidad, y condena a sus ejecutores, estén éstos en México, Alemania, Berlín, Polonia, Varsovia, Palestina, Israel o Jerusalén, y hayan sido levantados por estadounidenses en la actualidad, estalinistas alemanes después de 1945, nazis alemanes antes de 1945, o israelíes en la actualidad. El clamor mundial es casi unánime: Israel, no hagas a tu hermano palestino, aquello que los nazis hicieron contigo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario